0 Comentarios
Compartir noticia en:

Después de limpiar a fondo nuestro domicilio solemos mirar con placer la casa viendo que todo está en su sitio, no hay una mota de polvo, el suelo brilla, no hay grasa en la cocina y el baño huele a limpio. Sin embargo que nuestra casa esté limpia no significa que esté libre de gérmenes. Dicho de otra forma no es lo mismo limpiar que desinfectar. 

Por un lado, limpiar consiste en eliminar el polvo y la suciedad de una superficie frontándola. Lo normal es que al frotar una superficie se disminuya el número de gérmenes pero no se eliminan.

Por otro lado, desinfectar consiste en destruir los virus y otros microorganismos dañinos que pueden causar enfermedades. La desinfección se debe realizar con productos químicos.

En estos tiempos de pandemia debemos asegurarnos que además de limpiar nuestro hogar también desinfectemos. Para ello os vamos a dar varios consejos:

1.- Desinfecta con productos regulados por el Ministerio de Sanidad. Fuera de estos productos (los llamados "higienizantes") no se puede asegurar que sus propiedades sirvan para desinfectar.

El Ministerio ha publicado en una web un listado de los productos regulados para desinfectar. 

2.- Como medida básica debemos asegurarnos que la persona que se encargue de la limpieza de la casa no presente ningún síntoma COVID-19. 

3.- Al finalizar la limpieza siempre hay que lavarse las manos con jabón o con gel hidroalcohólico.

4.- Usa bayetas y trapos para cada una de las estancias de tu hogar. 

5.- Se debe incidir más en las superficies de alto contacto como encimeras de la cocina, pomos de puertas, tiradores y empuñaduras, interruptores, mandos a distancia y baños, sin olvidarnos de los aparatos tecnológicos.

0 Comentarios
Compartir noticia en:

Durante esta época de pandemia de coronavirus han aumentado las consultas por intoxicaciones relacionadas con mezclar productos de limpieza en los hogares.

Los Servicios de Información Toxicológica han atendido en marzo y las dos primeras semanas de abril un 15% más de llamadas casi todas relacionadas con el objetivo de eliminar el coronavirus en el ámbito doméstico.

Un porcentaje alto de esas llamadas se corresponden con intoxicaciones  por el uso de lejías y otros desinfectantes de superficies. También otro alto porcentaje se debió a la mezcla de lejía con amoniaco u otros productos como salfumán, vinage, alcohol, etc. 

Para evitar estos accidentes domésticos, el Servicio de Información Toxicológica recomienda evitar la mezcla de productos de limpieza